Por: Andrés Gómez

La legislación Argentina no reconoce el peligro de arcflash como tal, por ejemplo, en la estadística de la SRT no aparece segregado de electrocución, en el Dec 351 no se menciona como peligro y eso trae aparejado que no se desarrolle una estrategia general para atacarlo.

Todos los meses ocurren quemaduras gravísimas, todos los meses algún trabajador eléctrico termina internado y varios de ellos intubados por la afección que generan los vapores calientes a las vías respiratorias. Hoy en 2022, ningún trabajador eléctrico debería estar sin su ropa para arcflash, ningún trabajador eléctrico debería estar sin su protección facial para arcflash, ningún trabajador eléctrico debería desconocer este peligro. Todo lo que se ha avanzado en nuestro país es por la proactividad de algunas empresas, que generalmente conocen el peligro a través de algún accidente grave, pero creo que podemos ser mas preventivos si a la problemática la atacamos entre todos y necesariamente el puntapié inicial debe darlo la normativa de referencia legal Superintendencia de Riesgos del Trabajo (MTESS).
Comparto un video de un arcflash de riesgo 3 y riesgo 0 según NFPA 70E, para que podamos ver que aunque parezca de un riesgo bajo, el potencial de daño si no contamos con los EPP, es fatal.


De Aquí en adelante este artículo: Escrito por Carlos D. Arrojo, Ricardo Dias LEME, Facultad de Ingeniería (UNLP)

Ensayo según norma I RAM 3904/2004 [1]

La normativa sobre indumentaria de protección actualmente vigente en nuestro país, que define los requisitos y métodos de ensayo para materiales y prendas utilizados ante riesgo de exposición al arco eléctrico (“Are Flash”), es la IRAM 3904/2004 [1]. La misma, está basada en las normas UNE-ENV 50354/2001, española [2], y BS-ENV 50354/2001, de origen británico [3]. El ensayo consiste básicamente, en exponer a los materiales o prendas en cuestión a un arco eléctrico generado por una corriente entre dos electrodos, montados en una caja de yeso diseñada ad hoc. La configuración de prueba hace que el arco sea expedido solo en una dirección, en la cual se coloca la muestra en ensayo. La norma IRAM diferencia dos métodos de prueba, uno para materiales (Método 1) y otro para prendas ya confeccionadas (Método 2), proponiendo a su vez, para cada uno de ellos, dos clases:

4 kA (Clase 1) y 7 kA (Clase 2). El detalle de la caja de yeso en la que se montan los dos electrodos para el ensayo, se muestra en la Figura 1, en tanto que en la Figura 2 puede verse el esquema de la instalación de prueba (en ambos casos las dimensiones están expresadas en mm). Para el caso del ensayo de indumentaria (Método 2), se debe emplear un maniquí de material no inflamable ni metálico, que comprenda solamente la parte del torso, con un contorno del pecho de (1020 ± 20) mm. En cuanto a los parámetros que definen las características del arco eléctrico para la prueba, son los que se muestran en la Tabla I.

La norma prevé que se realicen dos pruebas sobre sendas muestras, que deben ser sometidas previamente a un tratamiento, consistente en lavados según norma IRAM-INTI-CIT G 7811 [4] o ISO 3175-2 [5], de acuerdo al tipo de material o prenda de que se trate. El resultado de la prueba se considera satisfactorio cuando se cumplen todos los requisitos siguientes:

• tiempo de persistencia de la llama (si hubiera) < 5 s;

• inexistencia de fusión a través del material, excepto los agujeros que se indican en el punto siguiente;

• ausencia de agujeros de más de 5 mm en el material.

En el caso de la prueba de indumentaria (Método 2), se agrega como exigencia, que los elementos de cierre con que eventualmente esté provista la prenda, funcionen adecuadamente después de la exposición al arco.

Realización del ensayo según norma I RAM 3904 en el Laboratorio de Potencia del LEME

Dentro de las actividades habituales de distintos miembros del LEME, se cuenta la de participar de reuniones de normalización de diferentes subcomités del Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM). Así, a partir de algunas inquietudes suscitadas en el seno del Subcomité de Indumentaria de Protección del citado Instituto, en el sentido de que no se tenía conocimiento sobre la posibilidad de efectuar en nuestro país pruebas de materiales o prendas utilizados ante riesgo de exposición al arco eléctrico según la norma IRAM 3904/2004 [1], se decidió en el LEME dedicar los esfuerzos necesarios para estudiar, desarrollar e imple-mentar la realización de’ tales ensayos en su Laboratorio de Potencia.

Disponer a nivel nacional de la capacidad para efectuar en nuestro país pruebas de materiales   o  prendas  utilizado; ante riesgo de exposición a arco eléctrico según la norma IRAM 3904/2004 [1], que di lo contrario deben efectuarse en el exterior (lo que no solo complica administrativamente sino que además vuelve más onerosa la tarea), entendemos puede considerarse como u aporte significativo al cuidado de la seguridad de las persone que desarrollan actividades e ambientes con riesgo de exposición al arco eléctrico.

El desarrollo realizado condujo a la concreción del objetivo perseguido.   Las  prestaciones del Laboratorio de Potencia del LE.ME, la implementación de la caja de ensayo que se muestra en la Foto 1, y la instalación cuya vista general se puede observar en la Foto 2, permitieron efectuar las primeras pruebas de materiales,

Referencias

[1] Norma IRAM 3904-2004, “Indumentaria de protección.

Requisitos y métodos de en sayo de materiales y prendas utilizados ante riesgo de exposición al arco eléctrico”, Instituto Argentino de Normalización y Certificación.

Arco eléctrico . Arc-Flash

[2] Norma UNE-ENV

50354/2001, “Métodos de ensayo de arco eléctrico para los materiales y prendas de vestir utilizados por los trabajadores con riesgo de exposición a un arco eléctrico”, Asociación Española de Normalización y Certificación, AENOR.

[3] British Standard DD ENV 50354/2001, “Electrical are test methods for material and garments, for use by workers at risk from exposure to an electrical are”, British Standards Institution, BSI.

[4] Norma IRAM-INTI-CIT G 7811, “Textiles. Procedimientos de lavado y secado para ensayos textiles.”, 08/05/1998. [5] ISO Standard 3175-2, “Textiles. Professional care, dry cleaning and wet cleaning of fabrics and garments. Part 2: Procedure for testing performance when cleaning and fi-nishing using tetrachloroethene.”, Second edition, 2010.

Los trabajos en construcción están asociados a muchos riesgos que pueden ocasionar un accidente mortal o un perjuicio para la salud: caer desde una altura; quedar atrapado por la tierra o los escombros; recibir golpes por la caída de materiales y herramientas; sufrir cortes, contusiones, esguinces o problemas de espalda al manipular cargas; entrar en contacto con sustancias peligrosas, etc. Muchos estudios sobre la siniestralidad en este sector indican que el 80% de los accidentes tienen sus causas en errores de organización, planificación y control y que el 20% restante se debe a errores de ejecución. De ahí la importancia de integrar la prevención desde el proyecto, tal y como obliga la legislación vigente en la materia y la necesidad de que todas las personas implicadas en el proceso productivo tengan información sobre los riesgos y su prevención. A continuación, se ofrecen unos consejos básicos sobre salud y seguridad en la construcción, con el fin de ayudar a prevenir los accidentes de los trabajadores y también los que puedan sufrir otras personas ajenas a las obras.

Mas sobre seguridad eléctrica

Fuentes/referencias: las citadas al inico del artículo