Por:

El esfuerzo máximo de tracción, se define como la fuerza máxima total que se puede ejercer sobre un cable durante su instalación.

Esta fuerza debe ser aplicada sobre los conductores y no sobre las aislaciones y cubiertas.
El cálculo de la fuerza total de tracción, se obtiene utilizando la sección nominal de los conductores sobre los que se traccionan, sin
considerar para este cálculo, las secciones de las pantallas y/o conductores concéntricos.
El esfuerzo máximo indicado para conductores de Aluminio es de 3 daN/mm2.
 
Para cables de conductores de baja sección (35mm2), la armadura permitirá subir el valor máximo de tracción. El esfuerzo máximo indicado para el acero es de 10 daN/mm2.
 
En las tomas fotográficas, se verifica la estricción del material, (estrechamiento), el cual conduce a la rotura de la muestra al no poder soportar las tensiones de tiro generadas. 

La evidencia principal,

Exhibe un mecanismo de FRACTURA sobre los filamentos de aluminio.
Una fractura es considerada como la separación de un sólido bajo tensión en dos o más piezas.
En general, la fractura metálica puede clasificarse en DUCTIL o FRAGIL.
La fractura DUCTIL ocurre después de una intensa deformación plástica, y se caracteriza por una lenta propagación de la grieta, mientras que la fractura FRAGIL se produce a lo largo de planos cristalográficos llamados planos de fractura, y tiene una rápida propagación de la grieta.
Cada una de ellas, dejará en el sector de corte, una inalterable evidencia grafica que permitirá su clasificación. 

Mecanismo de fractura:

Sobre la muestra (18/30KV – 35mm2), la forma geometrica final de las fracturas de los filamentos, la encuadra dentro de la clasificación técnica de FRACTURA TIPO DUCTIL, o sea aquella que ocurre bajo una intensa deformación plástica.
La fractura dúctil comienza con la formación de un cuello, sumado a la formación de cavidades dentro de la zona de estrangulamiento.
Luego, las cavidades se fusionan en una grieta en el centro de la muestra, y se propaga hacia la superficie en dirección perpendicular a la tensión aplicada.
Cuando se acerca a la superficie, la grieta cambia su dirección a 45° con respecto al eje de tensión y resulta una fractura con forma de cono y embudo.
La falla (etapa de corte final), ocurre a un esfuerzo menor después de que el “encuellamiento” ha reducido el área de la sección transversal que soporta la carga.

Para recordar:

forma de cono en un extremo y forma de embudo en el otro, serán señales indiscutibles de una falla tipo dúctil por superación del esfuerzo máximo de tracción.
 
Estas muestras, que fueron ubicadas en un tendido de 6km, muestran también la habilidad del personal de localización de fallas, ya que de ex profeso, la tarea de puntualización ha sido realizada sin utilizar generadores de impulsos ni tensiones de prueba, para no alterar en nada la fisonomía de la fractura.
 
Las piezas hablan…

Más sobre: conductores eléctricos